La piedra natural o artificial es un material idóneo tanto estética como funcionalmente tanto para revestimiento y pavimentación en interiores como exteriores.